El Mercurio de Valparaíso, 21 de febrero de 2021

Para el Consejero Regional, Manuel Millones, la excesiva demora de más de un año del Ejecutivo Regional en la gestión de los recursos aprobados por el CORE para seguridad ciudadana es impresentable, más aún cuando se trata de concurrir con una respuesta concreta a una de las principales preocupaciones de las personas que es la seguridad, tema que señala ha sido latamente conversado con la autoridad regional, sin embargo, todo está igual.

Lamentó que el Ejecutivo haya caído en la excesiva burocracia que tan mal le hace la gestión regional como al aparato público porque afecta directamente a los habitantes. Su demora ha significado que a la fecha la región aún no pueda contar con 45 vehículos policiales que debían ser distribuidos en los distintos territorios para hacer frente a la falta de carros actual y al desgaste de los existentes, especialmente, cuando la renovación del parque vehicular policial se ha postergado un año más producto de la pandemia.

Añadió el CORE Millones que gravísimo es también la demora en la compra del terreno para la construcción de la futura Subcomisaria de Reñaca Bajo, la que permitirá a los vecinos del sector contar con un cuartel policial de mayor dotación y equipamiento al actual. Carabineros tiene desde hace un año dispuesto los recursos para la construcción de la nueva unidad policial, pero no puede avanzar mientras no tenga el terreno y esa demora es responsabilidad del Ejecutivo Regional.

“Las personas no puede seguir esperando ni tampoco pueden aceptar explicaciones de orden administrativo. Aquí se debió y debe buscar todas las fórmulas para que se concreten con celeridad aquellas iniciativas que van en beneficio directo e inmediato de los habitantes. No nos perdamos entre los papeles, las prioridades y lo que ocurre en el mundo real porque eso no es lo que las personas esperan de sus autoridades”, sentenció el Consejero Manuel Millones, acotando finalmente que le ha solicitado al Ministerio del Interior suscribir un convenio de inversión para comprometer fondos en seguridad pública por los próximos 5 años y, para tal efecto, sostuvo esta semana una reunión en La Moneda.